monasterio_0004_f.jpg
 
 

.03.01

bodega

 
 
 

La bodega consta de tres naves totalmente equipadas con control de temperatura y humedad, independientes unas de otras.

 

La sala de envejecimiento está equipada con un sistema de frío, solo utilizado durante los meses de inmenso calor. El suelo es de grava natural, lo que permite que el nivel de humedad en la sala esté siempre equilibrado.

Finalmente, contamos con una sala de etiquetado y dormitorio de botellas, totalmente separadas, que cuentan con ventilación natural para renovar el oxígeno del lugar.

La bodega consta de tres naves totalmente equipadas con control de temperatura y humedad, independientes unas de otras.

La sala de elaboración, equipada con depósitos de acero inoxidable, diseñados por Peter Sisseck, disponen de camisas de control de temperatura frío/calor, que permiten llevar a cabo fermentaciones alcohólicas, con maceraciones largas y frías. La sala de elaboración se completa con un laboratorio en el que se realiza cualquier tipo de control analítico.

 

 
 

 

.03.02

elaboración del vino

 

Todos los procesos de manipulación se llevan a cabo con el máximo respeto a la uva, para transmitir toda la expresión de la finca

 
vendimia

VENDIMIA

Hacienda Monasterio vendimia a mano, en cajas de plástico, evitando así que el grano se rompa.

Una vez en bodega, antes del despalillado, se realiza una selección de racimos en las mesas de selección, descartando aquellos que no alcancen los parámetros de calidad establecidos. Nunca se efectúa estrujado.

fermentacion

FERMENTACIÓN

El proceso de fermentación se efectúa con levaduras naturales. La temperatura dependerá de la calidad de la vendimia, pero como norma está entre los 28 y 32ºC. Después de la fermentación, el vino/mosto se mantiene en contacto con la parte sólida de dos a tres semanas, para obtener una perfecta extracción de los taninos.

La fermentación maloláctica se efectúa en barricas de roble francés 100% (Allier) y con trasiegos cada tres meses de barrica a barrica. Este método permite una separación muy precisa del vino y las lías.

crianza

CRIANZA

Después de 12 meses de crianza, el vino se clarifica con clara de huevos frescos para obtener una mayor estabilización de la materia colorante.

Generalmente, el vino se embotella tras 18 meses de crianza en barrica; pero este periodo puede variar según la calidad de la cosecha.

Toda la gama de vinos de Bodegas Hacienda Monasterio cuenta como mínimo con 12 meses de crianza en botella antes de salir al mercado.